Menopausia en Forma

Menopausia en Forma - Distribuidor oficial Immunotec

Tu web sobre la menopausia y cómo vivirla de la mejor manera

Las isoflavonas 9

Las isoflavonas, tus aliadas en la menopausia

Contenidos del artículo

Las isoflavonas, compuestos vegetales que se encuentran en alimentos como la soja, son conocidas por sus beneficios en la menopausia.

En Menopausia en Forma, estamos comprometidos a brindarte todas las herramientas para que tu menopausia sea más suave y llevadera. Por eso, en este artículo queremos hablar de las isoflavonas, y de cómo pueden ser tus aliadas durante este importante capítulo de tu vida.

¿Cómo pueden ayudar las isoflavonas en la menopausia?

 

Estos compuestos vegetales son fitoestrógenos que se encuentran en las plantas e imitan la acción del estrógeno en el cuerpo humano. Además, constituyen una subclase de flavonoides, un grupo de fitoquímicos presentes en una gran variedad de frutas, verduras y especias. Igualmente, son las responsables de sus vibrantes colores.

Las isoflavonas son compuestos bioactivos, fenólicos y no esteroides, con una estructura química que guarda similitud con el estradiol, la hormona sexual femenina. Además, este parecido es lo que confiere a las isoflavonas de soja su clasificación como fitoestrógenos.

Estos compuestos pueden ayudar a equilibrar los niveles hormonales durante la menopausia, aliviando así los síntomas como los sofocos y la sequedad vaginal. Además, algunas investigaciones sugieren que también pueden tener efectos protectores contra enfermedades como la osteoporosis y las enfermedades cardíacas

Es importante destacar que no todas las isoflavonas son idénticas. Entre ellas se encuentran las mayoritarias, como la genisteína, daidzeína y gliciteína, y otras menos comunes, como la formononetina y la biochanina A. Aunque varían en su composición química, estas diferencias no parecen tener impacto significativo en su valor nutricional.

Las isoflavonas 5

Beneficios de las isoflavonas en la menopausia

 
  • Reducción de los sofocos: Estos compuestos vegetales pueden ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos, uno de los síntomas más molestos de la menopausia.
  • Mejora de la salud ósea: Algunos estudios sugieren que también pueden ayudar a prevenir la pérdida de densidad ósea asociada con la menopausia, reduciendo el riesgo de osteoporosis.
  • Alivio de la sequedad vaginal: Igualmente pueden ayudar a aumentar la lubricación vaginal, aliviando la sequedad y el malestar asociados con la menopausia.

Cómo incorporar las isoflavonas en tu dieta

 

La soja y sus derivados, como el tofu y la leche de soja, son excelentes fuentes de isoflavonas. Por eso, es importante incorporar estos alimentos en la dieta diaria si se quiere obtener sus beneficios.

Según estudios realizados, las personas que consumen habitualmente productos derivados de la soja pueden ingerir diariamente entre 30 y 90 mg de isoflavonas. Es importante destacar que la salsa de soja y la sopa miso tienen una cantidad muy baja de isoflavonas, mientras que el aceite de soja no contiene ninguna.

Además de la soja, otras legumbres y alimentos vegetales contienen isoflavonas. Un ejemplo son las lentejas, guisantes, judías blancas y garbanzos. No obstante, todas ellas contienen menos que la soja, oscilando entre 0,1 y 0,7 miligramos por cada 100 gramos.

Igualmente, las crucíferas, como la col y la coliflor, contienen una cantidad mínima de isoflavonas, alrededor de 5 a 10 microgramos por cada 100 gramos de peso seco. Por último, la cebada también contiene una pequeña cantidad, aproximadamente entre 10 y 15 microgramos por cada 100 gramos.

¡No hay duda de que todos estos alimentos son imprescindibles en tu dieta si buscas incorporar una dosis extra de isoflavonas!

¿La soja alivia los efectos de la menopausia?

 

La soja es la principal fuente de isoflavonas, pero su cantidad puede variar, dependiendo de la cosecha y la ubicación geográfica. Además, durante la extracción de la soja para producir diferentes productos, se pueden alterar sus niveles de isoflavonas.

Conviene subrayar que realmente no se saben a ciencia cierta si las isoflavonas tienen un impacto positivo en los síntomas de la menopausia y en enfermedades crónicas. Ya que algunos ensayos clínicos muestran efectos beneficiosos, mientras que otros no encuentran diferencias significativas.

Por otro lado, en términos de salud ósea y cardiovascular, pueden tener un efecto estimulante en la formación ósea al actuar sobre los osteoblastos, células responsables de crear nueva matriz ósea. Sin embargo, su efecto sobre los osteoclastos, que degradan esta matriz, es menos claro.

No obstante, si hay evidencia de una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares en países asiáticos donde se consume soja, aunque los resultados aún no son concluyentes.

Otro mito extendido sugiere que pueden provocar ganancia de peso. Sin embargo, no existe suficiente evidencia para respaldar esta afirmación.

Immunocal
Immunocal Booster
Omega Gen V

El estudio de las isoflavonas

 

Actualmente, existe una creencia de que el consumo de isoflavonas que posee la soja puede ser una estrategia eficaz para mitigar los síntomas de la menopausia. Igualmente, se ha sugerido que estos fitoquímicos son aliados importantes para la salud ósea y cardiovascular durante esta etapa de la vida. No obstante, hay expertos que plantean la necesidad de una evidencia científica más sólida que respalde afirmaciones tales como la protección de las isoflavonas de la soja contra la osteoporosis o su papel en el aumento de peso.

Aunque aún no hay un consenso definitivo en las investigaciones actuales sobre los efectos de las isoflavonas de soja en los seres humanos, hay ciertos aspectos que se han establecido con certeza. Ya que, destaca su capacidad para unirse a los receptores estrogénicos, actuando como estrógeno y ayudando a compensar el déficit hormonal típico de la menopausia.

Asimismo, se ha observado que su actividad estrogénica parece depender de los niveles de estrógenos endógenos; es decir, cuando los niveles de estrógeno son bajos, estas sustancias podrían potenciar su efecto, lo que podría contribuir a reducir los síntomas de la menopausia en algunas mujeres.

Por lo tanto, las isoflavonas pueden ser un valioso aliado durante la menopausia, ayudando a aliviar los síntomas y promoviendo la salud óptima. Incorpora alimentos ricos en isoflavonas en tu dieta y consulta con un profesional de la salud para obtener consejos personalizados.

¡Tu bienestar durante la menopausia es importante!

¡Suscríbete a nuestro blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

¡Forma parte GRATIS
de nuestra genial comunidad!

Recibe periódicamente nuestras noticias y novedades
y comparte tus experiencias con otras mujeres como tú

Menopausia en forma - Logo - 2

¡Gracias por suscribirte y bienvenid@!